Reseña: Cartas de Amor a los Muertos.

¿Qué hay, mentes inquietas?

Sé que hace mucho que no escribo por aquí, pero es que me temo que leo más rápido de lo que puedo reseñar.  Además, como sabéis, solo reseño los libros que me han gustado, así que no os voy a hablar de todo lo que leo.

Hoy me pongo manos a la obra para hablaros de Cartas de Amor a los Muertos. Os voy a explicar mi impresión general, lo que me ha parecido el libro, pero sin entrar en muchos detalles.

La historia está narrada en primera persona a través de los ojos de la protagonista (Laurel)  y no está dividida en párrafos, sino en cartas. Nuestra protagonista pasará el resto de la novela explicándonos su historia como si lo hiciera a personas que ya han fallecido (famosos de todo tipo: cantantes, actores…), a raíz de un ejercicio que le proponen en clase.

Su hermana (May) ha fallecido recientemente y la única que sabe lo que ha ocurrido es Laurel. Su madre, incapaz de soportar la pena (y tratando, también, de realizar todo aquello que no había podido hacer de joven), se marcha, dejando a Laurel sola con su padre y su tía, que se dividen su cuidado como si de unos padres divorciados se tratase.

Además, Laurel cambia de instituto y allí conocerá a un buen puñado de nuevos amigos que no la mirarán con pena, pues no saben nada del fallecimiento de May. Una nueva vida. Una nueva oportunidad para una niña que vivía adorando a su hermana mayor.

A través de las cartas, Laurel nos contará su día a día. Sus nuevas amigas, las cuales están enamoradas la una de la otra pero fingen que no es así; su nuevo amor, un chico con aspecto de duro que no lo es tanto; su intento desesperado de superar la tristeza…

Le hablará a Kurt Cobain, a Amy Winehouse y a muchos otros, enlazando partes de sus biografías con hechos que le suceden a la protagonista. Es por este motivo por el que creo que no he acabado de conectar con ella. Porque los personajes a los que les habla no me han interesado en particular, y por lo tanto, se pierde esa complicidad de tener algo en común con el libro en sí.

Que vaya por delante que la lectura ha sido entretenida y el formato original. Y el trasfondo de “aprovecha la vida” que aporta la historia, sin duda es genial.  Sin embargo, hay ciertas cosas que me han chirriado. Como por ejemplo, que ella y sus amigas beban alcohol constantemente. Sí, ya sé que parte de los jóvenes lo hace, pero no me gusta que se normalice. Que parezca que es lo habitual que unas niñas de quince años pasen las tardes bebiendo algo parecido al licor de crema catalana. Otra de las cosas que no me han gustado es que la autora habla constantemente de marcas: marcas de coches, marcas de alcohol, marcas de refrescos, marcas de dentífricos… En fin, que si las conoces aún te puede hacer gracia, pero no es el caso. ¡¡SPOILER!! Y por último, la reacción que tiene Laurel cuando cree que su novio le ha dejado. A su favor puedo decir que está deprimida por la muerte de su hermana, pero la tristeza desmesurada por ese chico (el no querer seguir viviendo y todo eso), no es sano (ni en una chica de quince ni en una mujer de cuarenta).

Mi puntuación: HA ESTADO BIEN.

Y vosotros, ¿lo habéis leído? ¡Comentad!

Recordad: los libros no se leen, se viven. ¡Disfrutad la aventura!

Imagen de portada:  Nocturna Ediciones.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s